Opinión Reflexión

Matar al ego

Bloguero Alexis Aray

Este escrito no es otro escrito más sobre humildad o mejoramiento personal, no, es por su protección y autopreservación.

Querido lector es necesario matar al ego, erradicarlo de nuestras vidas y ser personas centradas, ¿por qué lo digo?, se los explico a continuación.

 

Hace unos días conversando con una persona, noté como muy sutilmente esta persona estaba alimentando mi ego, pensaba que el halago era para levantarme el ánimo, pero no, caí en cuenta que me estaba “elevando” para ponerme mansito y luego dar una estocada, realmente esa técnica de manipulación es muy buena, mis respetos a quien hace eso, por lo general eso lo hacen los conocidos “lame botas”, ser muy condescendientes para agradar al jefe.

 

Nuestro ego nos puede jugar una mala pasada si es utilizado para manipularnos, ciertamente es muy peligroso alimentar el ego, por el lado conocido de ser altaneros y prepotentes, pero por el lado de llegar a ser manipulados es una treta de lo más astuta.

 

Debemos protegernos de esos personajes que manejan a la perfección el arte de la manipulación, son tan buenos en ese trabajo que ni lo notan, no se dan cuenta que están es manipulando a las personas, hay unos que sí, que utilizan esos conocimientos para poner a “la víctima” en los términos del manipulador para luego atacar.

 

Amigo lector, analice todo lo que pase por sus oídos y ojos, no se deje engañar, las lisonjas por lo general no terminan bien. A mí me encanta mucho la personalidad de Jesucristo, mientras más leo la Biblia veo que no se andaba por las ramas, algunas cosas las decía en parábolas para darse a entender y desentenderse a la vez, pero siempre era directo, no andaba lisonjeando a nadie y decía las cosas francamente, que rico debió ser para sus seguidores estar con tan majestuosa persona.

 

Si hay algún manipulador leyendo esto, deje esa práctica, de verdad, porque eventualmente terminará solo en la vida, la gente poco a poco la irá aborreciendo, cuando se den cuenta por supuesto, recuerda que recuperar la confianza perdida es muy difícil en lo humano.

 

Les regalo este versículo: Mateo 5:37 “Cuando ustedes digan “sí”, que sea realmente sí; y cuando digan “no”, que sea no. Cualquier cosa de más, proviene del maligno.”

 

Un abrazo queridos lectores. Dios les bendiga.

Acerca del bloguero

Alexis Aray

By A.R.A