Opinión Reflexión Relatos

Profecía autocumplida: Venezuela se quema

Bloguero Rafael Medina

Era temprano cuando el olor del café despertó a José. Como hacía todas las mañanas, se levantó de su cama directo a asearse y bajar a la cocina para tomarse un café, pero esa mañana era diferente, su madre nerviosa le dijo: hijo, anoche soñé que Venezuela se quemaba. Tranquila mamá, sólo fue un sueño.

José salió de su casa, como todos los días, rumbo a su trabajo, paró en la panadería para comprarse el desayuno, aunque cada vez era más costoso y le comentó a su amigo el panadero: sabes algo, mi mamá soñó que Venezuela se quemaba. Un niño, que estaba en la panadería junto a su madre, no pudo evitar escuchar a José, y al llegar a su escuela, le comentó a sus amigos que Venezuela se estaba quemando.

Los niños alarmados fueron con su maestra y le contaron lo que sucedía, la maestra extrañada habla con los demás maestros y les comunica que, al parecer, Venezuela se está quemando. Los maestros no pueden creerlo, uno de ellos decide pasar un mensaje, un mensaje que decía: aquí en la escuela están hablando de que Venezuela se quema.

El mensaje rápidamente se propagó por la ciudad, llegó a oídos de un periodista y la primicia salió en televisión. La nación entera lo sabía: ¡Venezuela se quema!, era el titular. Todos corrían, asustados, en grandes cantidades salieron enrumbados a abandonar el país que poco a poco se quemaba.

Cuando ya no quedó nadie, algún despistado, en medio del pánico, dejó una hornilla encendida y el fuego apareció cuando ya no había nadie para evitarlo, así que poco a poco se expandieron las llamas y Venezuela se quemó.

La madre de José, ya en un lugar seguro, se volteó y le dijo: viste hijo, yo anoche soñé que Venezuela se quemaba, tenía razón.

Si piensas y dices que el país no tiene arreglo ni futuro, no tienes la razón, pero podrías ser el culpable.

Acerca del bloguero

Rafael Medina

Redactor creativo. Lo suficientemente curioso como para asustarte. CEO de @ElEacista.