5 Tips para mejorar tu atención al cliente

En el artículo que dejé en Emprendedoras Digitales de Venezuela, puedes ver cuáles son los 5 errores que seguro has cometido con tu cliente.

Pásate por allá y revísalo para que los evites conscientemente de ahora en adelante.

Y si vienes de allá, pues veamos qué podemos hacer para enmendar esos errores.

Hay una frase que me gusta mucho recordársela a mis clientes y es que aunque el cliente no siempre tiene la razón, es la razón de ser de tu negocio.

Tomando en cuenta esta premisa es importante que revisemos nuestros procesos y evaluemos si realmente les estamos haciendo la vida fácil a nuestros clientes o si por el contrario se la estamos complicando.

Porque a fin de cuentas, de eso se trata, de hacerle la vida fácil a tu cliente y de esta manera lograr fidelizarlo con tu marca.

Ponte en el lugar de tu cliente

Seguro que como cliente, ya te ha pasado, te quedas enganchado con una marca, una tienda, un producto y no tienes muy claro cuál es la razón.

Muchas veces terminas pagando más que en otro lugar, pero lo haces con gusto porque te gusta cómo te tratan allí.

Eso es lo que sucede cuando ofreces un servicio y una atención excelente a tu cliente. Volverá, te recomendará siempre que pueda y se hará fiel a tu marca, producto o servicio. ¿No es ese el sueño de todo vendedor o emprendedor?

Veamos algunos tips para que empieces a hacerlo realidad:

1. Crea una base de datos con la información de tus clientes

Si en este momento te pregunto, ¿de qué color tiene los ojos tu mejor cliente? ¿Cuál sería tu respuesta?

Si pensaste, “esta chama está loca, cómo cree que me voy a saber el color de los ojos de mi cliente David, el que vive en España y acaba de publicar su primer libro”, entonces vamos bien.

Ahora, si por el contrario pensaste, “¿cuál es mi mejor cliente?”, tenemos bastante trabajo por hacer.

No tienes que saber el color de ojos de tus clientes para vender más (aunque sería un plus si vendes productos de moda, pero ese es tema para otro post)

Lo que sí es muy importante es que sepas quiénes son tus clientes, desde el que te compra mes a mes y compra todos tus productos, hasta el que ha comprado una sola vez aprovechando un descuento.

Aprovecha la tecnología y crea una base de datos con la información de tus clientes, puede ser en Excel o cualquier otra herramienta que te sientas cómodo manejando, pero, ¡hazlo!

2. Llama a tu cliente por su nombre

El nombre es inherente a la identidad del ser humano. El impacto de escuchar el propio nombre en boca de otra persona, nos hace sentir valorados y reconocidos.

Por esta razón, llama a los clientes por su nombre. Manteniendo el respeto y el lenguaje propio de tu marca, pero apréndete su nombre.

“El nombre de una persona es su letrero al mundo, su posesión más íntima y distintiva” John Maxwell

Por esto es tan valiosa la base de datos. Ahora, con esta onda de la comunicación digital, evita responder en las redes sociales solo con el usuario. Tómate el tiempo de ir al perfil, ver su nombre y dar una respuesta personalizada.

3. Trata a tu cliente como invitado

Cuando tienes invitados en casa, te esfuerzas por causar la mejor impresión. Tienes todo impecable, le ofreces lo mejor, tratas de que se sientan cómodos y complacidos.

Esto mismo debes hacer con tus clientes. Trátalos como invitados, compórtate como el mejor anfitrión y atiéndelos.

Indaga sus necesidades, ponle la música que más le gusta, ofrécele productos de calidad, dales un tour por tus espacios (físicos o digitales), mantén siempre una sonrisa cálida de bienvenida.

Con una experiencia tan grata, ¿quién no desea volver a un lugar donde lo atendieron así?

¿Y esto suma a tu negocio? ¡Por supuesto que sí! Suma y mucho. Atrae nuevos clientes y retiene a los que ya existen. Y lo mejor de todo, no cuesta nada hacerlo.

Atención al cliente

4. Mantén una comunicación constante y asertiva

Hace poco compré unos libros usados por internet. Eran unos libros que tenía mucho tiempo buscando, hasta que finalmente los encontré. Estaba feliz de haberlos encontrado.

Hice el contacto con el vendedor, cumplí todos los pasos correspondientes según la plataforma, realicé el pago y… no volví a tener información. Espero algún mensaje, correo, mensaje de la plataforma, nada.

Lo primero que viene a mi mente es que caí como una tonta. Luego de pasar la rabia, dejarlo ir y pensar que a él le hará más falta que a mí. A los dos días me llega un mensaje como si nada hubiese pasado.

El vendedor me pregunta dónde me hace llegar los libros. Le doy la dirección, llega todo bien y listo. Yo no soy de hacer reclamos, no me gusta o no he aprendido, tal vez.

Pero les aseguro que después de esa experiencia no me quedaron ganas de comprar en esa tienda.

Tú dirás que fue mucho drama de mi parte, pero yo necesito información, comunicación, que me expliques el proceso y si hay demoras saber las razones.

No dejes a tus clientes en visto. Mantenlos siempre bien informados.

5. Ofrece un plus

Esta es una recomendación que siempre doy en los talleres y a mis clientes. Un plus puede ir desde acompañar a tus clientes con las bolsas al carro, pasando por cupones de descuento, hasta hacer seguimiento de la compra un mes después.

Un plus puede ser, dar una sonrisa o un saludo de bienvenida, hacer contacto visual o llamarlos por su nombre. Recordar el nombre de sus hijos o de sus mascotas.

Se trata de sorprender a tu cliente con algo que no se espera. Da rienda suelta a tu imaginación. Crea una lista de 100 opciones y ten esa lista a mano.

“Conozca a sus clientes y ellos regresarán una y otra vez” Jack Mitchell, autor del libro Abrace a sus clientes.

Gracias por leer hasta aquí, eso quiere decir que tienes un gran compromiso con tus clientes.

Espero que estos tips te hayan dado claridad y muchas ideas para poner en práctica ya mismo. Cuéntame, ¿qué empezarás a hacer hoy para mejorar tu atención al cliente?

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ir arriba