Emprendimiento

Consejos para ser una mujer emprendedora

Aura Brito
Bloguero Aura Brito

Sin lugar a duda nos encontramos en la era del emprendimiento, es por eso que las mujeres aprovechando nuestro papel en la sociedad nos sentimos impulsadas a hacer todo lo que esté a nuestro alcance para salir adelante y lograr nuestras metas en la vida. En este post me gustaría compartir con todas ustedes, y por qué no, con todos los hombres que me leen, una serie de consejos fáciles y aplicables a la vida cotidiana que nos permitirán conquistar el éxito en todo lo que nos propongamos.

Seguramente, te has preguntado qué debes hacer para emprender, qué actitud debes tener y cuál es espíritu que debe acompañarte siempre que decidas empezar con una nueva actividad o negocio. Lee detenidamente y aplica estos sencillos consejos y de seguro, será mucho más fácil el inicio y mantenimiento de tu emprendimiento. A continuación un listado de 14 consejos para ser una mujer emprendedora:

  1. Desempeño. No sólo hay que trabajar y ya, sino trabajar y muy duro para conseguir todos los retos que te propusiste antes de empezar tu proyecto. Si has conseguido obtener buenos resultados y tu empresa sale adelante nunca bajes los brazos. Es el primer mandamiento de toda mujer emprendedora.
  1. Creatividad. En el trabajo no sólo tenemos que hacer las cosas diarias en forma rutinaria y monótona, sino ser creativas, innovar y crear cosas nuevas; y si no son nuevas, buscar una manera distinta de verlas y una forma distinta de pensarlas y ejecutarlas.
  1. Innovar cada día. No nos podemos quedar ancladas en la idea inicial de nuestro proyecto o pensamiento, debemos innovar en cada momento. Debemos buscar siempre la manera re reinventarnos en los distintos aspectos: procesos, ideas para el negocio, mejoras, etc.
  1. Pensar en mejorar cada producto/servicio y hacerlo realidad. No podemos permitirnos perder días, meses o hasta años, sin realizar cambios o mejoras en el producto o en el servicio. Aunque es bien conocida la frase: “si algo está bien, no lo cambies”, cualquier área de negocio tiene su ciclo de vida, y generalmente tras el éxito, siempre acaba por terminar. Muchas veces lo que no deja que mejoremos nuestros productos o servicios es el miedo al fracaso, así que “echa pa’ allá todo lo malo” y arriésgate a ser mejor cada día.
  1. Trabaja con ganas, ilusión y motivación. No tienes que olvidar nunca qué te llevo a emprender, a conseguir tus sueños. Si has tenido tanta “fortuna, suerte o has estado en el lugar o momento correcto” es porque te lo mereces, pero esa esencia y carácter nunca te puede fallar. Por lo tanto, es súper importante mantener una actitud positiva y no decaer. Si hubiera algún mal momento  “está permitido caerse, pero es obligatorio levantarse”. Nunca le des paso al fracaso.
  1. Debe gustarte lo que haces. Con este principio ganas siempre, ya que es una situación en la que no sólo trabajas para “llevar el pan a la mesa”, también disfrutas haciendo lo que haces. Aunque haya momentos duros, hay que aprovechar la ocasión y estar contento con tu trabajo y satisfecho cuando sabes que además de gustarte, lo haces bien. Recuerda que si amas y te apasiona la actividad que realizas, no trabajarás ni un día más en la vida, estarás más bien deseosa de cada nuevo día por venir.

  1. Sé original en el contenido y en la forma. No sólo debes ser creativa a la hora de crear tu negocio, sino también en cómo gestionarlo y publicitarlo. Siempre es mejor que tenga un buen diseño, que guste y llame la atención para garantizar la aprobación del público. Emprender es por sí mismo un acto de originalidad en la mayoría de los casos, aunque estemos en el mismo ramo de muchas personas o empresas, debemos hacer que lo nuestro se destaque por ser único, diferente.
  1. Estar al día del área de tu negocio: Mantenerte informada, alerta, actualizada, es decir, estar atento de las tendencias, crisis y posibles oportunidades que pueden surgir en el día a día con las noticias del entorno. Es recomendable ver al menos dos o tres veces por semana las noticias de la manera que más te guste, ya sean medios oficiales offline y online (prensa, radio, tv), como las redes sociales, que son como un barómetro de lo que pasa en el día a día: Facebook, Twitter, LinkedIn, G+, entre otras. Te aseguro que a medida que adquieras más conocimientos y estés más enterada de lo que sucede a tu alrededor, podrás poner en práctica mejoras a tiempo en tu negocio.

  1. Sé una buen líder y buena comunicadora. Este es un requisito básico si te encargas de coordinar o ser el jefe de uno o varios departamentos. ¿El líder y comunicador nacen o se hacen? Siempre es la misma pregunta: tienen que tener aptitudes y actitudes e ir mejorando con la experiencia. Si no eres buena líder, o “no tienes madera de líder” y no se te da bien comunicar, puedes formarte y seguro que mejorarás con el tiempo. ¡Recuerda que nunca es tarde para aprender!
  1. No sigas todos los consejos de las personas que te rodean. A la hora de emprender, si es la primera vez que lo haces, si te rodeas en un entorno de gente con experiencia (o a veces incluso sin ella), seguro que te dan varios consejos sobre cómo hacer esto o lo otro: Lo que hay que saber es que pocas personas tienen éxito absoluto y que el éxito total es efímero y no se consigue nunca al 100%. Tienes que estar siempre atenta, escuchar, sopesar y tomar decisiones propias dependiendo de tus propias experiencias y de tu intuición. En cualquier emprendimiento siempre hace falta un poco de actitud para arriesgarse…
  1. Fórmate, fórmate y no dejes de formarte y aprender. Cada día se aprende algo nuevo, ya sea con cursos, con ponencias, con seminarios, con libros, con el día a día, viviendo el offline y lo online. Con experiencia y sin ella, siempre podemos seguir aprendiendo. Nunca es demasiado estar en sintonía con el mundo cambiante que nos rodea y debemos estar claras que no todo lo que existe lo sabemos, así que vístete de humildad y reconoce que siempre puedes aprender de alguien que sabe cosas diferentes. Además, un poco de conocimiento extra no le hace daño a nadie.
  1. Cuida de tu negocio, como si fuera tu propio hijo: Las mujeres de por sí contamos con un profundo sentido maternal, así que es momento de trasladarlo a nuestro pequeño emprendimiento. Dale pasión, cariño y dedicación, ¡cuídalo! Es verdad que no es algo que puedas palpar, aunque sí sentir. Y es precisamente ese sentimiento de dedicación lo que posteriormente te llevará al orgullo si consigues grandes cosas: es similar a tener un hijo y que logre cosas importantes en la vida.
  1. No dudes. Ni de ti misma, ni de tu emprendimiento. Cuando algo se empieza a cuestionar es malo. Es bueno intentar mejorar siempre, pero no con dudas. No seas dubitativa y ve siempre adelante. Si algo se aprende en la vida y en los negocios, es a no dudar, y ante la duda, lo mejor es arriesgarse. Recuerda cuáles fueron los motivos que te impulsaron a emprender y sigue tus instintos. Como dice el dicho: “Para atrás ni para agarrar impulso”.
  1. Fomenta un buen clima de trabajo. Tanto individualmente, como colectivamente, es necesario que haya siempre un ambiente distendido y un lugar donde uno se pueda encontrar confortable trabajando. Recuerda que anteriormente te recomendé ser una buena líder y de ti depende que las personas que te rodean se sientan cómodas trabajando contigo. Puedes ser exigente y hasta un poco estricta sin necesidad de que te vean como una ogra. Fija tus objetivos, discútelos con tu personal e incítalos a trabajar siempre en pro de ellos. Aprende a escuchar a tu gente, y crea un ambiente donde haya espacio para todos, tu negocio te lo agradecerá.

Espero que estos sencillos consejos te hayan dado una guía de cómo hacer las cosas en tu nuevo proyecto, y si aún no has empezado, que te ayuden a despejar las dudas que tengas acerca de ser mujer y emprender. ¡Nos leemos en la próxima entrega!

Acerca del bloguero

Aura Brito

Aura Brito

Mujer profesional y emprendedora, con más de 15 años de ejercicio profesional independiente. Bloguera y cofundadora de Blogueros de Venezuela, la única comunidad de blogueros de nuestro país, que los reúne y los da a conocer a través de distintas actividades de networking y capacitación. Amante de los gatos y el maquillaje, convencida de que no hay nada mejor que trabajar en algo que te apasione.