El cáncer una enfermedad que afecta a todos

Cuando el diagnóstico es cáncer

Se han puesto a pensar cuando  tenemos un diagnóstico de cáncer en nuestras familias. Esta situación afecta de manera radical la vida de una persona y la de sus seres más cercanos.

Hoy hablaremos de esta enfermedad que afectó en el 2020 a 19,3 millones de personas en el mundo y genera mucho problemas emocionales y económicos. 

Cuando un médico  da un diagnóstico de cáncer, la vida se derrumba.  Sientes que es el final de tu vida o de la vida de aquel familiar que lo sufre.

Pero esta enfermedad no da tregua, se necesita de tratamiento, de buscar medicinas, de horas en hospitales y de días donde la incertidumbre es lo que reina sobre la vida del paciente y de las personas que lo rodean.

Muchas familias se resquebrajan, la confusión se instaura, el abatimiento destruye sus bases y qué les digo del cansancio, noches sin dormir, preocupaciones diarias.

Semanas hospitalizados, donde las horas son eternas y el sufrimiento del paciente se hace muy poco tolerable.

En Venezuela, además de tener un problema fuerte de falta de insumos en los hospitales  y falta de médicos.  Tenemos el calvario de buscar los recursos económicos para solventar los gastos que genera la enfermedad.

Lamentablemente muchos pacientes mueren por no tener  los medicamentos, aspecto que ha afectado mucho a la población venezolana.  

Es imperante se hagan en nuestro país enlaces en diferentes instituciones sanitarias para solventar este problema. Por lo que se requiere ayudar a las personas con menos recursos y que se encuentren en zonas de difícil acceso.

La calidad de vida es muy importante, darle al paciente lo necesario para que se sienta bien y pueda disfrutar de algunos momentos de su vida sin malestar.

La atención psicológica tanto para el paciente como para su familia, podría ser de gran ayuda para solventar los problemas emocionales que la enfermedad vaya  generando.

Este aspecto es opcional, sin embargo puedo decir que en algunos países, los hospitales cuentan con un servicio de salud mental que apoya a estos pacientes.

Tomando en cuenta los anteriores aspectos es importante crear en los hospitales apoyo integral del paciente y la familia que sufre. Ofrecer herramientas socio-emocionales para enfrentarse en los momentos más difíciles.

Inclusive sé de un área llamada Tanatología, que atienden de manera integral al paciente terminal y lo ayudan a llevar de una manera más natural el proceso de la muerte, el duelo y la pérdida.

Personalmente, en nuestra familia sufrimos mucho cuando a un sobrino le diagnosticaron cáncer cerebral, aspecto que nos ayudó a comprender cómo manejarnos con este proceso

A través de esta vivencia aprendimos mucho y nos solidarizamos con pacientes que tenían el mismo pronóstico. Nos fortalecimos y colaboramos  con las personas que se encontraban en las clínicas y hospitales a los cuales acudíamos.

La sola experiencia nos permitió tocar tierra con nuestras expectativas de la enfermedad y nos ayudó como familia a ser unidos ante este panorama tan desolador.

Debemos ser sensibles ante estas realidades que pueden afectar a cualquiera y ayudar cuando sea necesario.

La empatía es muy importante para estos casos.

¿Has tenido un familiar con cáncer?

 

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ir arriba