design-thinking-en-la-vida-cotidiana

El Design Thinking en la vida cotidiana

Hola mi nombre es Alexisa por si no me has leído anteriormente y hoy he decidido escribir  sobre ¿Cómo aplicar el Design Thinking en la vida cotidiana?. Pero primero quiero que veas este vídeo: 

¿Lo viste? ¿Qué tal? Si eres conocedor de peliculas, sabrás que se trata de un fragmento de la película Lluvia de Hamburguesas 

En este vídeo se observa como un personaje peculiar intenta resolver un problema clave, inherente a las agujetas sueltas, un asunto que el considera importante y problemático a resolver dentro de la comunidad. 

Hay varios mensajes sobre los cuales podemos reflexionar al respecto, iniciemos por la visualización de la situación problemática. ¿Existe? Si definitivamente esta presente. Es alli en donde inicia el proceso de evaluación y análisis centrado en el usuario y el problema. Más allá de ello, la pregunta es porque pienso que este es un ejemplo válido para validar como aplicamos la metodología descrita a la vida diaria. Listemos a continuación los siguientes aspectos:

  • Nos permite visualizar el problema
  • Cambiar pensamientos y paradigmas
  • Asumir un riesgo considerable
  • Evaluar los casos de éxito y fracaso mediante un diario
  • Revisar varios escenarios

Tomando en cuenta estos 5 aspectos esenciales, es válido decir que el Design Thinking es una metodología que integra no solo agilidad, sino innovación, retandonos a resolver de una forma distinta lo que comunmente se nos presenta. Evidentemente nuestro personaje peculiar olvido algo esencial, testear su solución. Sin embargo, podemos tomar este caso como la primera iteración.

Otro de los aspectos esenciales que pone sobre la mesa esta metodología, es que No todo podemos resolverlo solos. Impulsar y promover el trabajo en equipo no solo garantiza que tu solución este nutrida de diferentes opticas sino que también te invita a practicar valores esenciales que no solo enriquecen tu perfil profesional, sino que te hacen crecer como persona.

Les pondré un ejemplo: Una de las actividades que hago como Chica TICs es encargarme de que los equipos funcionen correctamente, tomando en cuenta de que el equipo de trabajo pueda realizar sus funciones sin problemas tecnológicos. A veces es medio estresante, pero en equipos pequeños funciona y tomando en cuenta de que el conocimiento esta democratizado siempre se cuenta con apoyo gracias a Dios.  En un mundo en donde estar sano importa y mucho, se requiere que consideremos aspectos esenciales a nuestro ejercicio laboral, como la postura, disponibilidad de los recursos y elementos que permiten garantizar bienestar durante la jornada laboral.

Es allí en donde entra en juego el tema de los cables. ¿A cuantos de ustedes no les ha pasado que tienen debajo del escritorio un montón de cables acumulados?  ¡Seguro a muchos!. Entonces era necesario organizar los cables para que no estuviesen interfiriendo con los pies en los puestos de trabajo. Es allí en donde describimos el problema: Lo estamos visualizando. Algo así como la imagen que presento a continuación:

Imagen cortesía de https://hardzone.es/

Iniciemos con la etapa de análisis a través del pensamiento, una solución puede ser usar canaletas y ubicarlos donde corresponde. Umm, pero sino dispongo de las canaletas ¿qué hago? Entonces veo como uso otro elemento seguro que me permita organizar mejor el cable. Tirrajes, ¿quizás? ¿Dispongo de ellos? ¿Cuáles son los elementos que tengo a la mano? Haciendo una corta mesa de trabajo con el equipo y compañeros de trabajo se logra evaluar que se puede hacer para resolver eficientemente el problema de reducir el riesgo de enrededarse con los cables de energía y data que pueden estar desorganizados debajo del puesto de trabajo.

Tomando en cuenta de los elementos que disponemos en la actualidad para cumplir con los tiempos y bajo los adecuados estándares de calidad. Es allí en donde interviene el trabajo colaborativo, para generar una solución colaborativa, partiendo de que priorizamos y pensando a la inversa (entre todos lo resolvemos)

Viene la tercera etapa, asumir el riesgo. En que se basa en presentar la solución a la cual llegamos, la cual resuelve el problema de forma eficiente, pero tomando en cuenta de que es posible iterar nuevamente hasta la solución en cuestión que involucra colocar canalizaciones y adquirir otros insumos que involucran un lapso superior de tiempo.  Esto permite que la siguiente etapa ya este definida, analizar si la solución actual es exitosa o no. Aspectos esenciales y análisis de los escenarios.

Realmente estaba preocupada porque he hecho cursos de Design Thinking y llegue a preguntarme si realmente estoy aplicando el conocimiento que estoy adquiriendo más allá de diseñar una interfaz web, o un sitio web. Pero al analizar aspectos esenciales de esta metodología me di cuenta de que tiene claramente establecidos elementos que nos permiten desapegarnos de cosas como el Ego – (yo tengo la razón en todo) y nos invita a escuchar a otros (ver que necesidades colectivas tenemos y como podemos aportar desde nuestras áreas). Ya quiero ver cómo están aplicando esta metodología en las escuelas. ¡Sin lugar a duda los niños son los seres más ingeniosos que existen!

Me despido, deseándote una excelente tarde y si gustas déjame tu comentario sobre ¿qué te parece a ti esta metodología? y ¿cómo la aplicarías?. Gracias por leerme.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ir arriba