Actualidad

El Elefante y la protesta

Bloguero Rafael Medina

El Elefante y la protesta

A punto de cumplir el primer mes desde que se ha reactivado la protesta en diferentes estados del país y que ha dejado un saldo de fallecidos oficiales que esperemos no alcance la cifra que se obtuvo en el año 2014, me permito darme un tiempo para desahogarme e intentar dar mi punto de vista sobre lo que estamos viviendo.

Temiendo caer en una opinión parcializada desde mi posición como estudiante de la casa que vence las sombras y presidiendo uno de los centros de información y comunicación para los estudiantes de la UCV, El Eacista, aludido por el esfuerzo que merece el mantener informado a nuestra comunidad, asistir a clases (en los días en que las condiciones son “medianamente aceptables”) y trabajando, es imposible negar que el famoso hashtag #Resistencia se ha convertido en un estilo de vida y no en un movimiento social en sí.

Estar en Venezuela es estar en #Resistencia

Imagen: más-noticias.net

No hago referencia a bandos políticos sino a el hecho de que vivir y sobrevivir en Venezuela es una proeza destacable, la #Resistencia comienza desde que nos levantamos y debemos afrontar la difícil situación que ya todos conocemos y que afecta a ambos bandos políticos por igual.

Vivir la protesta desde dentro definitivamente no es lo mismo que reportarla desde afuera, mucho menos afecta igual a ese pequeño grupo de personas que aún pasa por alto las protestas y como decía un gran amigo “siguen creyendo que todo está normal”. Pero sea cual sea la perspectiva seleccionada, desde mi punto de vista, no la podremos entender del todo.

El Elefante

Mintzberg, profesor internacionalmente reconocido y citado frecuentemente en las cátedras de Administración y aquellas referentes a las estrategias, una vez se refirió al problema de entender una estrategia usando como referencia a un elefante. Para hacer “el cuento” corto, diez ciegos se encontraban juntos tratando de descubrir el elefante que tenían frente a ellos, uno lo sostenía por la trompa y decía que era una serpiente, otro por la pierna y decía que era un árbol, el siguiente por el colmillo y decía que era una flecha, otro por la cola y decía que era una soga, todos tenían su razón, pero a la misma vez estaban equivocados.

Todos somos ciegos frente a la estrategia, como los ciegos frente al elefante, ya que no la podemos ver en su totalidad. Esto quiere decir que no vale cualquier análisis individual de la protesta sino el entendimiento holístico (en conjunto) de todo lo que está sucediendo y lamentablemente, desde mi balcón tampoco puedo ver el elefante, solo lo veo como estudiante, que ve como sus compañeros caen uno a uno por luchar por un país donde cabemos todos.

Los resultados

Imagen: Crónica.Uno

Escucho a diario numerosas opiniones sobre lo que sucede, cada una la respeto y la comparto, pues es una parte del elefante que quizá yo no veo. “La protesta no sirve para nada”; “hay que salir y acabar con los vándalos”; “pacíficamente no se logra nada” y un largo etc. Por eso, vamos a ceñirnos a lo evidente, a un pueblo que en conjunto solo quiere vivir mejor y jóvenes que luchan porque se niegan a irse del país. Jóvenes organizados que han dado nacimiento a organizaciones como los Cruz Verde a los cuales les debo mi humilde y profunda admiración por su labor, así como otras tantas organizaciones que no guardan un interés político, sino que buscan ayudar.

El resultado es evidente, es el hecho de que todos deseamos un futuro mejor pero sobretodo, que es nuestra responsabilidad conseguirlo, sea cual sea nuestra posición. El que canta que le cante al país, el que escribe que le dedique unas líneas Venezuela, el que trabaja humildemente que lo haga dando lo mejor de si, el que cubre la noticia que sea escuchado, el que es padre o madre  que arrope y eduque a sus hijos para el bien y el que protesta…el que protesta que Dios lo bendiga y cuide, porque lo que se ve en redes es una minúscula parte de lo que se vive en la calle.

Me retiro entonces, me acaban de llamar diciendo acaban de cerrar el paso en la Universidad, por lo que se me acabaron mis minutos de descanso.

Dios los cuide.

 

Sobre el autor: Rafael Medina. Bloguero. Estudiante de Administración UCV, escribe sobre economía, mercados nacionales e internacionales.

Acerca del bloguero

Rafael Medina

Redactor creativo.
Lo suficientemente curioso como para asustarte. Doy mi opinión sobre finanzas y marketing.
CEO de @ElEacista.

  • Rafa, ¡qué buen post! No puedo estar más de acuerdo contigo.

    Yo soy de los que piensa que las protestas, tal y como se están llevando a cabo, no sirven de nada… pero es algo que podemos debatir… (es mi parte del elefante)…

    Pero sin duda, hay que ECHARLE BOLAS y ser los mejores en cada una de nuestras trincheras… ¡Cuídate mucho!