¡Hazlo Ya!

¡Hazlo ya!

¡Hazlo ya! es una frase mental que podemos aplicar para realizar pequeñas tareas que si no las hacemos pueden afectar nuestra rutina diaria.

Cuántas veces te arrepientes de no haber hecho algo que era importante y que por no haberlo hecho, tienes más trabajo, o te generó algún inconveniente.

Yo muchas veces me arrepiento de esto y me digo una y otra vez porque no aplicaste la técnica del: ¡Hazlo ya!

Hay actividades sencillas que tan solo, dándoles un poco de tiempo, puedes resolverlas: una llamada, un escrito, una carta, acomodar algún desorden, comprar algo camino a casa, guardar un documento, resolver una discusión,  etc.

¡Hazlo ya!  no cuesta nada y te ahorra muchos dolores de cabeza. 

Hacer el menú de comidas en la semana, me ayuda a centrar mi atención a lo que voy cocinar ¡Hazlo ya!


Tengo en la semana muchas actividades, aspecto que requiere organizar las cosas que debo hacer, por ejemplo, cocinar, está actividad, aunque sencilla, me genera estrés, ya que no me gusta, pero si lo hago organizadamente puede resultar divertida.

Comprar algún ingrediente y ponerme en marcha requiere un no poco más de tiempo, pero si ya hice actividades previas, pudiese ser más sencilla la elaboración del menú semanal.

Guardar las cosas. ¡Hazlo ya!
Que pesadez cuando tenemos que organizar muchas cosas pequeñas o algún desorden,  en lugar de darle cada cosa en su lugar y mantenerlo así, dispón  de 2 a 5 minutos a organizar estos espacios que se desordenan con menudencias, pequeño objetos: cocina, la repisa del cuarto, el baño.

Llamar a una persona. ¡Hazlo ya!
Cuantas veces debemos hacer una llamada importante y por despiste, no lo hacemos, nada aplica la ley de los 2 minutos y realiza la llamada, resuelviendo  lo que tienes que resolver.

Reparar cosas en casa. ¡Hazlo ya!
Ese grifo de la cocina, aquel hueco en el piso, el deterioro de alguna parte de la casa. Si dejamos que algunas zonas de la casa se deterioren mucho, nos costará mucho más tiempo y trabajo hacer la reparación, organizarte e idea un plan de acción para ello.

Relajarte. ¡Hazlo ya!
El estrés afecta nuestra vida, aprende a silenciar tu mente, con actividades sencillas, siéntate en una posición cómoda y silencia tu mente por 5 minutos, aprende a realizar ejercicios de respiraciones profundas. Es simple y muy valioso.

Terminar algo importante en el trabajo. ¡Hazlo ya!
Evalua tu administración del tiempo en el trabajo, verifica que cada día, puedas hacer en él, todo lo que se requiera, para evitar que debas hacerlo en casa, si antes de salir, puedes terminar alguna tarea o actividad, no dudes en realizarla.

Menudencias, cosas simples que al no realizarlas te llevarán a otro nivel de actividad y esfuerzo.

A veces pensamos que el día debe dar para más, pues no, es de 24 horas, dónde debemos incluir descanso y dormir, pues debemos acostumbrarnos a utilizarlo adecuadamente, para evitar darle mayor estrés al día siguiente.

Abraza, ama, ríe y disfruta. ¡Hazlo ya!
Recuerda que no tenemos un día más, todo lo contrario, es un día menos, así que disfrutas lo más que puedas en tus actividades, en cada uno de los espacios que tienes.

¡Hazlo ya! una acción simple que te beneficiara.

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ir arriba