postergación

La postergación un mal hábito

La postergación es en definitiva un mal hábito, aspecto que no nos ayuda a culminar nuestras actividades pendientes o nos impide cumplir con nuestras metas.

Pensemos a ver… no les pasa que tienen que hacer un trabajo el fin de semana y no dejan de pensar en él, ya que deben consignarlo el martes o el miércoles a más tardar, generando cansancio mental y ansiedad o peor aún se van de vacaciones y dejan tareas pendientes, esto es verdaderamente fatal.

La postergación genera ansiedad, embotamiento mental, inclusive parálisis, por no saber cómo enfrentar la actividad o diligencia.

¿Por qué postergamos?

Es la pregunta que nos hacemos muchos y que afecta nuestra cotidianidad, tanto personal como laboral.

Muchos psicólogos afirman que lo hacemos por temor a enfrentarse a la actividad, sin embargo después de hacerla, comprobamos que puede ser algo simple o  sencillo.

Porque pudiéramos estar deprimidos, esta situación muy delicada, por cierto, hace que no terminemos ni siquiera las actividades cotidianas, es importante evaluar ir a un psicólogo si nos encontramos en esta situación.

Creernos perfeccionistas, este aspecto, busca darle un toque más a la acción y al trabajo, sin  culminar la actividad que hemos empezado, esperando hacerla de manera perfecta.   

Por simplemente flojera o dejadez,  es más sencillo dejarlo para más tarde o no hacerlo porque no tenemos ganas.  

No querer salir de tu zona de confort, esto hará que te quedes siempre en lugares seguros y no desees buscar nuevos horizontes.

Eres excusiti, tienes una excusa para todo, esto lo adaptan muchas personas a su tipo de vida, ¡Así soy! ¡no deseo cambiar!

Estas son algunas de las razones, pudiesen haber muchas más, es importante revisar nuestras conversaciones internas al respecto. 

Todos postergamos, no creo que exista nadie que no lo haga en algún momento, siendo necesario evaluar el por qué lo hacemos y como mejorar ese aspecto.

En mi caso, puedo postergar en diligencias que conlleven ir a algún ministerio público, ya que es muy engorroso y me resulta realmente fastidioso.

Conozco un caso de una vecina, que nunca puso los papeles de su apartamento a su nombre, ha vivido allí 50 años y su esposo falleció hace 5 años, ahora sus hijos se encuentran en el exterior y se le hace difícil hacer las diligencias por su edad, deseando vender el apartamento para irse a vivir con ellos.

Este caso pudiese ser muy radical y difícil de resolver, ya que la situación se salió de control, sin embargo coloqué ese ejemplo para ilustrar los problemas que puede acarrear la postergación.

Qué debemos hacer, pues en este caso no te voy a dar un listado, no,  para qué, seguro postergarás hacerla.

Mi recomendación especial es hacer un análisis de las cosas que deseamos hacer y cuál es la razón por la cual dejamos de hacerlas.

Revisa mensualmente  tus prioridades, ordena  tus actividades, quizás asi como cuando ordenamos una gaveta, y a través de esta experiencia podamos evaluar, qué sirve y qué no, así mismo evaluaremos con qué actividades seguir trabajando y cuáles descartar.

A nivel laboral, por supuesto tendremos que hacer trabajos que no nos gustan, pues es importante realizarlas día a día, sin dejarlas acumular, así descansarás en las noches y el fin de semana.

Hay una estrategia que se llama: ¡Hazlo ya!, consiste en  emplear 2 minutos a realizar las actividades que son fastidiosas, tal como realizar una llamada, o recoger el desorden dejado en la mesa después de trabajar en ella.

Existen muchas estrategias para evitar la postergación, sin embargo lo que quiero dejar claro en este articulo, es por qué se repiten  este tipo de conductas y cuáles están haciéndole daño a la consecución de tus  metas personales.

Aquí podemos leer un enlace de un artículo sobre el tema:  

https://balconychats.com/una-definicion-corta-pero-precisa-de-la-procrastinacion/?fbclid=IwAR1nKAS1DIP1PYOKq-IqcOjK9-4lUdBYp_CPP4sNO1h6FdTQ1jIFo9pFhFg

Te sugiero que organices tus actividades, establezcas horarios o recordatorios para realizarlas, de manera que puedas cumplir sin problema con tus actividades cotidianas.

Existen muchas estrategias para mejorar, búscalas, infórmate, lee, de manera que puedas a través de ellas ser más efectivo en tu trabajo.

Anímate y no postergues 

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ir arriba