Pandemia

0
267

Esta pandemia ha sido un reto para la cultura occidental y quiero dar mi opinión sobre ella, que aclaro, es sólo postura personal y por tanto puede haber cabida a errores y a equivocaciones.

Recuerdo el fin del año 2019

Todo el aparataje mundial para lograr escenas de ensueño, típicas de una película de Disney.

Todo parecía estar bien…¡Parecía!

Una enfermedad vendría a cambiar el mundo de una manera inesperada.

La desigualdad ocultada

La verdad emergió y nos explotó en la cara. Los estados derrochando cuantiosas sumas de dinero en armas nucleares . Misiles Intercontinentales, Drones, aviones, municiones. La corrupción desbordante a nivel generalizado en todas las instituciones. ¡En todas!

Una sobredosis de ataque a los sentidos, de marketing, de «compra ya», de textos sugerentes, y de Instagram.

Pero en el fondo, un volcán a punto de hacer erupción. Profundas desigualdades sociales, resentimientos y rencores. La patraña de «El Mejor sistema de Salud del Mundo» se cayó en los «mejores países del mundo«. España e Italia ven con estupor que no están preparados para enfrentar una enfermedad masiva, ¡De nada sirven los misiles cuando el enemigo es invisible!

Vana ilusión

¡Vana ilusión, vana ilusión!
¡Todo es vana ilusión!
¿Qué provecho saca el hombre
de tanto trabajar en este mundo?
Unos nacen, otros mueren,
pero la tierra jamás cambia.
Sale el sol, se oculta el sol,
y vuelve pronto a su lugar
para volver a salir.
Sopla el viento hacia el sur,
y gira luego hacia el norte.
¡Gira y gira el viento!
¡Gira y vuelve a girar!
Los ríos van todos al mar,
pero el mar nunca se llena;
y vuelven los ríos a su origen
para recorrer el mismo camino.
No hay nadie capaz de expresar
cuánto aburren todas las cosas;
nadie ve ni oye lo suficiente
como para quedar satisfecho.
Nada habrá que antes no haya habido;
nada se hará que antes no se haya hecho.
¡Nada hay nuevo en este mundo!

Eclesiastés

Siempre fue una ilusión. La imagen prefabricada de una Europa Fuerte, de un Estados Unidos todopoderoso, de una China invencible. ¡Vana Ilusión!

¿Y qué ha quedado?

¿Se han derrumbado los monumentos?

Hemos estado caminando en todo occidente persiguiendo espejismos, como un sediento en el desierto vimos ilusiones y corrimos hacia ellas para darnos cuenta que no era más que bancos de arena. Para algunos desilusión y para otros reencuentro.

Y cuando las ilusiones se desplomaron quedó lo importante y lo real, quedaron las relaciones, quedó la familia, quedó el amor. Muchos no tuvieron tiempo de un «Te Amo» y perdieron familiares.

Revalorización

Hemos revalorizado lo cotidiano, de marketing de influencers (Instagram) a marketing de micro influencers (Tik Tok). De Liturgia Catedralicia, a Liturgias Familiares, de presbíteros (sacerdotes) celebrando misas, a mamás armando altarcitos. En la Iglesia nos ha explotado la liturgia popular en la cara y se han derrumbado las liturgias del misal romano, hasta que haya un reacomodo.

La intuición del Documento de Aparecida en el año 2007 parece estar tomando forma, no estamos en una Época de Cambio, sino en un Cambio de Época.

¿Qué nos depara el futuro?

En este momento, según el flujo de los acontecimientos, nadie podría predecirlos.

Pbro. José Toro.