Arte Sexo

Porno crónicas de JeSUCITO (Jesús Torrealba)

Jesus Torrealba

smoking, sucking and fucking – 2016 – grafito sobre cartulina – 21 x 27 cm

PORNO ARTE

Soy artista visual, específicamente artista plástico e ilustrador, aunque frecuentemente me manifiesto en otras áreas, a veces, con menos experticia y talento  también me da por escribir. Me gusta dibujar mujeres desnudas en situaciones comprometedoras, y para mi fortuna he logrado vivir de eso, llevo más de 20 años especializándome en el tema, y si te gusta el porno (NO hablo de erotismo, hablo de PORNO) seguramente vas a disfrutar mi ARTE (sí, escribí arte).

Me gusta lo erótico, pero me gusta más lo explícito, la sexualidad desbordada se me da mejor, incluso cuando estoy realizando un desnudo clásico o un simple rostro de mujer hago un deliberado esfuerzo en plasmar un cuerpo o una cara que transmitan sexualidad desmedida, a eso le llamo “sexageración”.

Muchos artistas (me refiero a los figurativos que tocan el tema del desnudo) depuran su trabajo más y más para lograr piezas etéreas, su búsqueda estética se centra en eliminar lo obsceno de la obra, aún cuando pintan una mujer desnuda pretenden resaltar sus características espirituales o quizás sólo los volúmenes y ritmos del cuerpo humano, para ellos el valor de la obra reside en ser admirada de modo contemplativo y huyen de representar el ser humano de un modo vulgar, eso está muy bien… para ellos, no para mi.

Yo busco todo lo contrario, me gusta lo humano, encuentro belleza en unas tetas grandes y bamboleantes, en un frondoso vello púbico, en un ano expuesto y en una buena cogida, después de todo coger es un ARTE, ¿o no?

FETICHE: LUCHA LÉSBICA GRECO ROMANA

Nada más decepcionante que disponerse a ver un poco de porno y encontrarse con la trilladísima rutina de: “chica comiendo verga – rápida comida de coño – penetración vaginal – penetración anal – eyaculación en la cara”. No importa qué tan buena y hermosa esté la protagonista, al rato te provoca encender un cigarro y escuchar música, al menos a mí me sucede.

Por fortuna hay mercado para todo y gracias a la web podemos disfrutar de sesiones mucho más divertidas, creativas y originales. Si haces una búsqueda más o menos concienzuda puedes toparte con fetiches bastante inusuales, muchas veces bien guarros pero también calientes.

No sé si como servicio público para todos aquellos que no disponen de tiempo para husmear en la nube, o por pura ociosidad, pretendo compartir aquí algunas cosas inusuales que he me han encendido. Lo más común es que me quede “pegado” con alguna de estas prácticas hasta que agote el tema o consiga otra que me llame mayormente la atención. Eso sí, tengan en cuenta que no soy un porno erudito -ellos seguramente dirían: eso lo conozco, es muy viejo- ni pretendo dictar cátedra, y por otro lado pido disculpas a las damas, porque lo que compartiré aquí forma parte de mis gustos así que está enfocado al público masculino. Ah! y si te resulta repulsivo tómalo como cultura general.

Esta vez compartiré unas calientísimas peleas de chicas, en modo greco romano, cada gladiadora posee sus records, average y fans y cada combate tiene sus reglamentos, cuando oigas un pito significa que una de las combatientes ha ganado un punto, la chica que gana el combate hace lo que quiera con la perdedora 😉

 

RICURAS DE ANTEAYER: SABRINA NORMA SYKES

Enfermizo fanático de las porno-glamour modelos de otras décadas, especialmente años 50 y 60 del siglo XX, he invertido buen tiempo en investigar la vida y coleccionar imágenes de las chicas que hace 50 años le falseaban la muñeca a sus seguidores.

Sabrina Norma Sykes era una glamour model inglesa cuyas medidas: 100 – 48 – 91 le proporcionaban una explosiva figura de tetas torpedo, cintura de avispa y caderas paradísimas que se potenciaban con su excitante forma de posar y moverse. Quien busque con detenimiento conseguirá en la red algunos desnudos, aunque a mi me gusta más con ropa, vean que no exagero:

 

Si deseas ver y conocer más de Sabrina

 

Acerca del bloguero

Jesus Torrealba

Jesus Torrealba

  • Atilio Urdaneta

    Gracias Jesús por compartir tu arte y “sapiencias”