Tecnología

SEO: Estrategia Online

Optimizacion de sitios web
arturomata
Bloguero arturomata

Diseño y Posicionamiento, Gestión de redes sociales, Email marketing y Analítica.

“Posicionamiento en buscadores (del término inglés SEO Search Engine Optimization)” Wikipedia.

No sirve de nada estar en internet, si no haces todo lo necesario para hacerte ver. A continuación te cuento todo lo que debes tener en cuenta para ello, no es tan complicado.

Hace unos pocos años, el objetivo de toda empresa era estar en Internet. No era tantas las que tenían presencia en la red, y bastaba con mínimo de promoción para garantizar un volumen de tráfico más que aceptable, por ejemplo, en Amazon: fue de las primeras empresas en desarrollar una estrategia de comercio online y, gracias a la práctica inexistencia de competencia, fue pionera en el ramo, no tuvo que hacer un gran esfuerzo para convertirse en lo que es hoy.

Sorpresa, los tiempos han cambiado, y ahora la situación es totalmente distinta. Se cual sea la temática de tu sitio web, tanto si es personal como comercial, seguramente tendrás que enfrentarse a un sinfín de webs (wikis, blogs, tiendas virtuales, aplicaciones) similares.

Hay dos grandes categorías del SEO: el SEO on-page y el SEO off-page.

  • El SEO on-page se refiere a todos los factores de posicionamiento de Google que están determinados por la observación directa de la página que estás tratando de optimizar, tales como los encabezados, contenido y estructura de la página.
  • El SEO off-page se refiere a todas las variables en las que Google se fija, las cuales no están exclusivamente en tus manos, sino que dependen de otros sitios, tales como redes sociales, otros blogs en tu industria y la historia particular del usuario que ejecuta la búsqueda.

“La guerra es una contienda moral que se gana en los templos antes de desatarse” Sun Tzu , muy conocida cita utilizada a lo largo de los siglos, pero la idea central es que la planificación y la estrategia son imprescindibles antes lanzarse al campo de batalla.

Quizá te parezco un poco exagerado, pero, si simplemente confías en que, de alguna manera, las personas llegaran a ti, lo mejor es que te ahorres el esfuerzo (inversión económica y tiempo), ya estarás lamentablemente condenado al ostracismo auto infligido.

Qué, y cómo hacer?

Lo primero es conocer las distintas disciplinas que componen la estrategia online para, decidir cuales te interesa más emplear, posteriormente utilizar las herramientas y servicios disponibles para optimizar al máximo los resultados.

 SEO

Tras estas siglas, se esconde la “ciencia”  consistente de lograr que tu página aparezca entre los primeros resultados de las búsquedas en Internet.

SEM

Search Engine Marketing, consiste en afinar al máximo tus campanas (principalmente mediante Google), minimizando la inversión, y maximizando el impacto.

Social Media

Instagram, Patch, Tuenti, Facebook y Twitter…Internet es más social que nunca, y una gestión adecuada de tu presencia en los principales servicios, puede traducirse en una mejora mejora de tu imagen de marca, y por lo tanto en tu facturación.

Analítica

Algunas disciplinas mencionadas anteriormente, hay mucho de “adivinación”, lo cierto es que un riguroso y exhaustivo análisis de los datos tu página web, y de tu perfil en redes y servicios, te ayudarán a saber que funciona, donde puedes mejorar y, por lo tanto, a maximizar el rendimiento de tu presencia en la red.

Tras el análisis interno, el consultor SEO debe analizar el mercado, los competidores y las SERP (Search Engine Results Page, es decir, las páginas de resultados de los buscadores), así como realizar una keyword research.

El análisis de los competidores nos permitirá identificar qué es lo que están haciendo bien en su estrategia de posicionamiento web y cómo podríamos implementar estas fortalezas en nuestro proyecto.

Respecto a la keyword research, su objetivo es identificar aquellas palabras clave que sean relevantes para nuestro negocio. Nos interesarán todos los términos que para el máximo nivel de búsquedas (y el mínimo nivel de competencia) tengan las mayores probabilidades de convertir.

La estrategia de construcción de enlaces debe estar inherentemente unida a un plan de contenidos que persiga crear y promocionar contenidos de calidad. Ya no se trata solo de construir un enlace, sino también de aumentar la visibilidad de la marca y la captación de tráfico. A grandes rasgos, se trabajarían los siguientes aspectos:

  • Crear y promocionar un blog corporativo
  • Social link building (construir enlaces en redes sociales)
  • Guest blogging (participar como firma invitada) en plataformas relevantes del sector
  • Creación y difusión de contenidos en vídeo e infografías

Análisis de resultados y mejora continua.

En esta etapa se realizará un seguimiento de las acciones realizadas de cara a identificar qué está funcionando, qué no lo está haciendo y cómo podemos mejorarlo. Para ello conviene crear un cuadro de mando en el que se mida:

  • La evolución de las palabras clave relevantes para el negocio.
  • La autoridad del dominio y del blog.
  • La evolución de los contenidos creados  y promocionados.

¿Cuáles son las claves para lograr un buen posicionamiento Google?

En un mundo en el que más del 90% de las experiencias en línea comienzan con una búsqueda, aparecer en la página principal de Google puede ser el factor decisivo entre un negocio que prospera y uno que pues, bueno, quiebra!

Google clasifica y ordena los millones de blogs y sitios web de acuerdo a varios criterios que él considera importantes. Tú no te preocupes por los cientos de blogs que hablan de tu misma temática, porque muchos no son blogs de buena calidad (no dan buena información, no se dirigen a un público objetivo, etc…)

Ejemplos:

  • A Toyota ¿no le interesaría que la gente lo encuentre si alguien busca “autos”, “autos japoneses” o “autos baratos”?
  • ¿Al restaurante italiano de la esquina no le gustaría que sus clientes lo encuentren si buscan “restaurante italiano ciudad X”?

¿Qué no es SEO?

  • No es gratis: Este es un gran mito ya que si bien no tiene un costo directo, si tiene un gran costo indirecto. El SEO requiere inversión en desarrollo, en contenidos, en comunicación y hasta tiempo.
  • No es Spam: Como ya hemos dicho, si utilizas malas prácticas seguramente serás mal visto y penalizado. Un buen SEO es una técnica a medio y largo plazo.
  • No está muerto: El SEO evoluciona y es un trabajo constante. No puedes pensar que por haber hecho una estrategia una vez, tu sitio ya estará bien posicionado para siempre.

Si trabajas estos 3 elementos clave: contenido, palabras clave y links entrantes, mejorarás enormemente tu posicionamiento web.