Sin miles de seguidores

0
29
seguidores

Las redes sociales fueron bien definidas; son «redes»: atrapan, envuelven y te sumergen en el mismo sistema de presión social y consumismo, donde si no cuentas con miles de seguidores, técnicamente «estás en el grupo de los que pierden su tiempo».

Cuando decidí publicar mis escritos hace nueve meses, leí muchos blogs; todos terminaban hablando de monetización y de seguidores; a un año de esta iniciativa aún no tengo miles de seguidores y mucho menos monetizo.

entonces, ¿fracasé como bloguera?

¿Dónde están los miles de seguidores?

Que una cuenta social en las redes muestre miles de seguidores, para mí no es determinante en el éxito de la misma.

Francamente yo celebro tener seguidores; pero no de cualquier tipo, sino seguidores de calidad.

¿Cómo es eso?

He estado analizando el comportamiento de las redes sociales respecto a cuentas similares a la mía (basado en su contenido) y aún aquellos que cuentan con miles de seguidores, no gozan del 100% de «me gusta» o «likes» en sus publicaciones.

Siempre están en un rango de diez a veinte por ciento (10-20%) respecto al total de sus seguidores; inclusive mis cuentas, se han mantenido en este rango.

¿Y los demás likes?

Si solo reaccionan el 10% ¿dónde está el 90% restantes?

¿Qué siguen?

Experimento de seguimiento

Analicé una de mis cuentas desde su apertura en 2020; me encontré con lo siguiente:

  1. Personas que reaccionan una única vez, sin seguirte.
  2. Personas que te siguen pero no reaccionan a publicación alguna.
  3. Seguidores que reaccionaron solo en un trimestre y desaparecieron.
  4. Seguidores que reaccionan frecuentemente.
  5. Muy pocos comentan.

¿Qué hice con esta estadística?

Comencé a eliminar seguidores.

¿Qué hice qué?

¡Sí! En un día eliminé casi cuarenta (40) personas como las del numeral 1 y/o 2.

Y voy a eliminar más ¿Por qué?

 

Seguir a miles de seguidores

Días posteriores a la eliminación que hice, me lleó una aviso que decía: «hay 111 cuentas que te siguen, pero tú no las sigues a ellas»

Y yo…¿what?

Si decido seguir a alguien es porque me gusta su contenido y porque me comprometo a ser frecuente leyendo y reaccionando.

No voy a seguir a alguien para que me siga.

 

Promociona tu cuenta en «@X»

¡Esto está de moda!

Reaccionan a tu publicación y comentan: «promoción en la cuenta «@x».

Yo inocente, la primera vez, escribí a una de esas cuentas y luego de unos segundos de interacción, te envían una lista de planes para que pagues por la promoción; u otras, te promocionan, si cumples con los pasos de seguir a un listado de cuentas primero.

al final, termina siendo también un seguimiento condicionado, sin real valoración de tu contenido.

 

Publicidad paga

Esta es una buena opción ; sin embargo, si el objetivo no es monetizar tus publicaciones, destinar $1 diario sería un gasto y no una inversión.

¿Cuál es la prisa en captar seguidores?

 

No sigo al sistema

¿Quién quiere tener personas ociosas en su red?

¡Yo no! I´m sorry.

Hay días donde me provoca cerrar todas mis redes sociales; pero por ahí leí que «un pájaro canta aunque no tenga público»; y alguien solo con ¿leer esta línea dirá «muy bonita frase, pero…»; todos quieren tener muchos seguidores.

¡Muy bien!, esas son parte de las convicciones personales que debe identificar cada bloguero, cada generador de contenido, cada artista.

Sin miles de seguidores

Esta es mi publicación #13 como bloguera, aún no tengo mil seguidores; pero entre los que tengo entre todas mis redes, hay seguidores muy valiosos; personas que me siguen de otras latitudes inclusive.

Que llegan progresivamente, sin condiciones, sin publicidad paga; llegan y se quedan; mientras me mantengo firme en mis convicciones para seguir disfrutando de escribir sin buscar seguidores según el sistema.

Yo elijo tener seguidores de calidad, antes que en cantidad.

Ahora, ¡Lo que elijas para tí, también será genial!