Todo tiene un costo

Todo tiene un costo

¿Crees que todo tiene un costo?

¿Cómo te caería si te digo que: “lo gratuito no existe”? ; que por el contrario, todo tiene un costo y  siempre pagas algo; aunque es posible, que ni te hayas percatado.

Quizás eres de los que no se pela una promoción de “llévate 2 y paga 1” o tienes un Master en ventas y es la estrategia que más usas.

En cualquier caso, vendedor o cliente; mi intención es la misma: compartir una visión, creyendo que ambas partes pueden ganar, sincerando las acciones, en las relaciones comerciales.

Todo tiene un costo

Para ponernos en contexto…

En el anterior post “ganar clientes con buena cultura” prometí darle continuidad al tema de impulsar las ventas, poniéndole “lupa” a algunas prácticas en la captación de clientes, que a mi parecer tienen un lado “nocivo”.

“Lo gratis” en la primera de cuatro estrategias de ventas que quiero abordar; así que… ¡Sigue leyendo!

Conciencia del costo de las cosas

En mi ciudad, Caracas; es habitual escuchar: el servicio de Bus «X» es gratis, la gasolina es gratis, el subterraneo es gratis; o en los negocios escuchar personas que preguntan por “la ñapa” o “el plus”.

Expresiones como estas, solo me dejan ver dos cosas:

  1. Hay personas que no tienen conciencia de que ya han pagado anticipadamente por los servicios que “disfrutan”; en el caso de los servicios públicos, son pagados por medio de los impuestos; que si es suficiente o no lo pagado, eso es otro tema.
  2. Hay personas que no tienen conciencia y respeto por el costo de las cosas y pretenden ser merecedores de salir de todo lugar, con algo “más”, por lo que no hayan tenido que pagar.

Y ¿quiénes han fortalecido esa conciencia?

Yo afirmaría, que algunos proveedores de bienes y/o servicios y los vendedores, con su discurso de “no pagues nada, llévatelo gratis”.

El lucro vrs lo gratuito

Lo gratuito, no tiene nada de malo en sí; pero sí la falsa expectativa, la malacrianza, los vicios en los clientes que perjudican las ventas.

Enseña a alguien a no pagar el valor de las cosas y las ventas bajaran; porque querrá todo regalado.

Quién persigue lucrarse de una actividad económica, no puede incurrir en regalos improvisados.

Como cliente ¿Crees que una empresa o negocio que aspirar obtener ganancias, va a sacrificar las mismas, otorgando productos gratuitos a sus clientes?

A tí como vendedor ¿Crees ideal potenciar en tus clientes  una conducta de desmérito al valor de las cosas y lo justo que es honrar ese valor?

Gratis ¡No!; Costo exonerado

Todo tiene un costo y la gente lo sabe.

Si queremos impulsar en el cliente, esa conciencia de honrar y respeto por el valor de las cosas, una alternativa que propongo es sustituir la palabra “gratis” por “costo exonerado”.

¿Qué ganamos con cambiar un nombre?

Con la frase “costo exonerado” al cliente le hago énfasis, en que lo que le ofrezco tiene un valor, pero, que yo lo estoy asumiendo.

Ahora ¿Cómo lo asumimos?

La publicidad también tiene un costo

Para vender, necesitas publicidad.

La publicidad en redes sociales exige invertir un $1 diario como mínimo; por ende, una semana, alcanzaría $10. (publicidad pagada).

Si bien, la publicidad en redes sociales, siendo bien administrada, rinde sus frutos; no todos los proyectos de arranque o emprendimientos, pueden financiarlo; entonces, otra alternativa muy de moda es la publicidad orgánica, con la cual, acercas tu producto y aspectos relativos de interés a una audiencia.

 Tu marca se va posicionando en redes, sin pago y haciendo una cartera, que no necesariamente compra tu producto pero sí tu contenido.

La publicidad offline la definen aquellos medios tradicionales, desde vallas hasta revistas y también implica sus costos.

En el bloque anterior dejé una pregunta abierta ¿Cómo asumimos el costo de un producto, para ofrecerlo bajo “costo exonerado” (antiguo” gratis”)?

Y ¿Cómo mejoro las ventas sin publicidad?

Una estrategia más orgánica de publicitar

No propongo el desuso de la publicidad, sino una manera diferente de hacerla.

De repente estoy descubriendo el agua tibia ¡No lo sé!

Pero sé que no se aborda de esta manera o por lo menos no he visto su divulgación masiva.

Por eso, quiero compartirles una estrategia que he aplicado tanto para lanzar un producto como para promocionar servicios, que yo la sigo llamando “ publicidad orgánica offline”.

En vez de destinar $10 en publicidad pagada en redes sociales o publicidad tradicional (volantes, flyers…); tomé su equivalente en productos y/o servicios y lo ofrecí a los clientes.

El caso del producto, lo probaron, me dieron su feedback inmediato, con altísimo porcentaje de aceptación y conformidad; obtuve 35% de clientes habituales (fijos) y una publicidad automática, ya que los clientes lo recomendaron a terceros.

Con los servicios, el comportamiento fue similar; aunque lograr la cartera en el ramo de servicios, ha sido más cuesta arriba por otros factores que abordaré en los próximos post; sí es una realidad, que mi objetivo de promover la conciencia en los clientes de que todo tiene un valor, sí fue lograda.

Costo transformado

Al fusionar:

  • Mi interés de acercar un producto o servicio al cliente,
  • Lograr que lo pruebe bajo un “costo exonerado”.
  • Recabar impresiones en tiempo real (testimonios).
  • Promover la publicidad de “boca en boca.
  • E ir haciendo una cartera de clientes

Obtuve ventas, ganancias y publicidad continua.

¿Qué te ha parecido esta estrategia? ¿Probarías esta estrategia o ya lo has hecho? ¡Cuéntame cómo te fue!

¿Crees podemos hacernos eco para impulsar una conciencia renovada en el cliente y por ende impulsar las ventas?

Agradecida por haberme leído, te invito a que no te pierdas el siguiente post

1 comentario en “Todo tiene un costo”

  1. Hola Abagail gusto en saludarte… Tu llevas alguna red social para otras personas…. Tengo un emprendimiento y me gustaría posicionarlo… Quizás una buena alternativa sea un blogg…. Si quieres visualizarlo en Instagram como @bayabaya.ccs no sé cómo puedo contactarla..

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ir arriba